viernes, 23 de septiembre de 2011

Noticia para náufragos

   Uno de mis momentos literarios favoritos es el hallazgo de la bitácora parcialmente destruida en el barco naufragado. Bueno, este es ese momento. Os digo adiós, a los pocos que me hayáis seguido, que alguno hubo. Os invito a descargar próximamente los poemas de este blog en la sección "Descargas" del blog "Hemerosonus". Dejadme un tiempo para maquetar el libro (casi me avergüenza llamarlo así) y preparar diferentes formatos. Me hará feliz el que una sola persona en el mundo pueda llevarlo en su ebook. Una persona en particular más todavía, pero ella no me escucha.
   Cuando el poemario esté maquetado y disponible para descarga, el blog "Stella Minima" desaparecerá como tal.
   Adiós, pues, amigos. Ha sido un viaje breve pero enriquecedor. He aprendido mucho y sentido mucho. Os deseo suerte. Farewell. Valete omnes.

martes, 20 de septiembre de 2011

Tiara

   Continúo incumpliendo mi promesa parcialmente. Este poema lo escribí en el mes de mayo, antes de que Stella Minima se cruzara en mi vida. Ahora comprendo que la había estado imaginando.


Blanco tempestuoso de las noches lunares
Que conviertes la brisa en espuma tangible
Y empapas los lugares donde el sol mismo huye
Asumiéndolo todo, dándolo todo en plata.
Sobre las lomas frías de contornos convulsos
Y el temblor silencioso de los álamos quietos
Te difundes seguro, forjando ensoñaciones,
Un aluvión de luz para un cuerpo enjoyado:
Unos pies que recitan la suavidad del pasto,
El vuelo de un vestido que levanta palomas,
La cintura preñada de rocío caliente
Y el pecho florecido con dagas de azucena.
Basculando en lo blanco, sobre el rostro que huye,
Las pupilas brumosas disueltas en zafiro
Y la frente oscilante como una luna inversa,
Te hurtas a mi nombre, una vez más, corona,
Espumosa tiara, amor blanco, cadena
Que ciñes la sien pura de la melancolía.

lunes, 19 de septiembre de 2011

The Love Messengers (Dafydd Ab Gwillym)


   Este poema debería estar en la sección "Arcadia in nobis", en su correspondiente traducción al español. Lo copio tal cual del libro "The book of Celtic verse", editado por John Matthews. Yo no podría decir mejor lo que siento, y además había prometido no escribir más aquí. Pero es en vano.   No consigo olvidarme de ella.
   Así, transcribiendo algo que no es mío, al menos cumplo en parte mi promesa. Quién sabe, a lo mejor me escucha ahora.

Now, blackbird! fly, be gone
To greet her, cruel one!
Fly, let thy forest-strain
Cry, and complain.
Ah, specklebreast,
Now leave thy bough and nest,
To her, the radiant maid
Sing, tell her what I said.
And lark too, daybreak-bard!
Thou shalt be heard.
Take her, my love, apart
To show my broken heart.
Next, repeated cuckoo,
With double love-notes too.
Thou shalt my trouble bear
To touch her ear!
My night's companion,
The nightingale alone,
Knows all my misery;
Now, let him fly
Southward until he sees,
Lime-white amid the trees,
A girl walk in the glade,
Al alone, lovely maid:
There bid her think of me
Every leaf, every tree!

martes, 6 de septiembre de 2011

Altera Verba

   Veintiocho poemas. Son los años de mi Stella Minima. He pensado que se trata de un buen momento para hacer una pausa. No es terminar. No terminará nunca la inspiración que he recibido de ella. En cada cosa que haga, sabré que hay un motivo para mejorar y estar alegre. Una imagen me fecunda, fuerte.
   Como hice saber en mi semblanza, espero que algún día ella lea todo esto. Daría cualquier cosa por leer sus palabras de vuelta; por escucharlas alguna vez de viva voz, no quiero imaginar qué haría. Pero ahora necesito volver mis ojos a otro lugar. Si sigo escribiendo en este blog, aunque el tema pretenda ser otro, siempre terminará por aparecer ella. La imagen se hace más fuerte y lejos de fecundar, envenena. 
   Algún día, cuando haya sabido de ella, o cuando haya otras estrellas que hagan su luz más difusa y mis propias palabras no sean una ponzoña para el alma, volveré a escribir aquí. No quiero ensombrecer más este pequeño templo. No más tristeza, ella no la merece.
   Así que, para aquellos accidentales lectores que hayáis podido seguir esta bitácora, mientras vuelve la alegría a nuestras vidas, prefiero modular otras palabras.

   

En Múnich aguarda

Hay un hombre aquí
Su corazón en las calles de Múnich
Hay una tristeza
Su redención en un barrio de Múnich
Una pesadumbre
Más ligera en el cielo de Múnich
Cuando en la mañana fría
Un ángel fiero camina
Desafiando a la muerte
Allí en un baño de penumbra siempre
Yace mi libertad entre sus alas

lunes, 5 de septiembre de 2011

Flor de un día

Esta vida de eremita
Su inclemencia
Es amarte
No es una tarea sencilla
Me levanto cada mañana con tu nombre
Balanceado ante mis ojos por las hadas
Su risa burlona me irrita
Cuatro letras sobre niebla
Ya escapadas
Por el día soy
El último acantilado que tocaron las olas
Nada me alcanza ni el viento
Cuatro letras en vacío
Que lucho por traer a la existencia
En el crepúsculo me nutro
Desde el vientre escarlata de las nubes
Allí crece atrapado
Esperanzado de sol ido - reciente
Tu nombre
Y retorno a mi cueva tan oscura
En la noche feliz bajo el estruendo
De la cascada impetuosa y sola
En todo su fragor no está el secreto
Cuatro letras sobre fuego
Que en el reducto de mi pecho guardo

Rosa y mujer

Sábana de tristezas su capullo
Era lecho encarnado de palabras
De ceños y mohines
Por detrás de sus pétalos
Amanecieron soles de zafiro
Y una sonrisa clara
Dedos blancos trazaban
Camino de tersura a las espinas
Senda abajo del pecho
Entre la torrentera de los senos
Se perdían las alas del pañuelo
Y vista sobre el pecho parecía
La rosa un corazón ramificado

Lejos su boca

Si perseveras
No sonará la hora sin un beso
Escucha cómo se entregan esos labios
Que nunca podrás tocar
Llega su melodía en pos del sueño
Presientes su humedad tan deseada
Como la sequedad de tu garganta
Inaprensible

Dolor del aire

Aspiración
No es posible que te duela
No tienes cuerpo ya - eres un céfiro
Aquilatado y vacilante - roto

domingo, 4 de septiembre de 2011

Destructor del mundo

Dame el retorno así entre soledades
Concédeme la vista de los campos
Aniquilados hoy por mi deseo
Restablece de los lechos desecados
La vida - su corriente - lenta - lento
Giro infinitesimal de los nenúfares
El trino interrumpido
Del mirlo estupefacto
Déjalo revivir Qué significa
Un trino sin aurora
Yo he robado la luz que lo alimenta
Yo le concedo una fracción del tiempo
Para cantarla a ella - ni un instante -
Y enmudecer por siempre
Eso es cuanto le queda
Ya la flor recién nacida
- Para la primavera ella pensaba
Tal cosa era posible entonces -
Acepta su destino y se doblega
Viva un segundo más para su gloria
A la vida que aborrezco estoy trayendo
De vuelta Solo tú Muerte me quedas
Que nada prevalezca tras su paso
Es por ella nada más que todo nace
Otra vez un momento para honrarla
Que la luz conjurada
Estalle en las tinieblas
Para volver a perecer despacio
Tras ella entre los valles arrasados
Que han visto regresar a su fantasma

Ahora ya nunca

Ahora ya nunca
Nunca te alegres
Nunca des gracias
Así
Termina todo
En tus brazos vacíos
No exultes porque un día
En medio de sus labios
Contemplaste la risa
Era
Solo
Infinita
Tempestad
Oscilando rendida entre dos cielos


sábado, 3 de septiembre de 2011

No esperes

... de vuestra alegre primavera
el dulce fruto...

Te has demorado
Pérfida vocación Dónde agotaste
Lo mejor de tu gloria y de mis años
Esperabas un soplo bendecido
Que te hiciera más noble Era tan sorda
La canción que humanizar podrías
Pero había primavera
Entonces era una fragancia todo
Con el sabor del aire hubieras hecho
Notas y arpegios pobres pero jóvenes
Dulces por eso
Un viejo ahora que masca represento
Un sonsonete peliagudo y triste
Acordado a los perros que renquean
Justo en el patio antiguo de la Muerte
Sin amor ya sin ganas y sin música
- Eso que algunos llaman balbuceo -
Qué palabras ahora qué metáfora
Me cabe si estoy hueco igual que tú
Inclinación que fuiste ahora batalla
Perdida - Dios qué amargo el desafío
Con el lodo en mi boca -
Música demolida para siempre

viernes, 2 de septiembre de 2011

Fluyendo a ti

Es para ti - por qué dudas - cada palabra
A veces no eres tú la que describo
Si me enfado con ella
Entonces no eres tú
Si es fatuidad de hembra
No eres tú - bien seguro
Si no te reconoces
En ella no eres tú
Las palabras sí
Son para ti Son tuyas
No tengo otra razón para decirlas
Que explicarme y explicarte lo que siento
Y no sé lo que siento
Es que van las palabras
Saliendo como ráfagas y el pecho
No me basta en su carne a contenerlas
Es tan débil oscuro es tan humano
Tendría que ser roca - pues la piedra
Es fuerza - si algo hay fuerte - pero quién me asegura
Que la roca me aguante estas palabras
Que son tuyas - no dudes - y no mías

Nombre de todas

Era cruel e ignoraba la causa
Había en ella una llama que agonizaba
Siempre
En ansia de consumir el gozo
Dondequiera que se hallara
La ternura - el desbordamiento - le eran odiosos
Como al mar la esperanza
Como el mar se llenaba de tormentas
Y era hostil a los cantos de los hombres
Toda llama
Toda fuego entreverado
Entre las olas rugientes y estólidas

Un hombre surgió de las tormentas
Había conocido su otro rostro
En la costa enfangada del naufragio
Del fuego descubrió la maravilla
De su calor humano que no abrasa
Hembra nueva en su solaz hallada
La nombró mientras dormía en su regazo
Calidez Libertad Alma Poesía

Y era mejor - mucho mejor - su nombre
Ahora sin rencor Atrás quedaba
La llama iracunda el busto de amazona
Vosotras hembras lívidas - terribles
Arrogantes viragos
Que el corazón de un hombre
Como una tierra yerma profanasteis
Contemplad esta gloria y humillaos